TOMA AÑOS TENER ÉXITO EN UN DÍA

Muchos de nosotros queremos conseguir aquello que nos proponemos o a lo que llamamos éxito, de manera instantánea y peor aún trasmitimos esto a nuestros hijos. Empezamos un proyecto de cualquier tipo, personal, laboral, de salud o relaciones con mucho entusiasmo, cuando en un plazo breve no conseguimos los resultados esperados, nos frustramos y cambiamos de asunto y lo más probable es que la responsabilidad de este abandono se la asignemos a algo o alguien.

Pero el cambio duradero no ocurre de la noche a la mañana, para conseguirlo hay que comprometerse, eso cuesta e incluso a veces duele.

Sin importar en cualquier punto de nuestra vida en el que estemos ahora, siempre hay algún área en la vida que puede estar mejor, esa es la realidad de todos, tal vez en el trabajo estamos sensacional incluso acabamos de ser promovidos o hemos ganado aquel cliente que tanto deseábamos tener, pero un hijo está atravesando por una situación complicada, hemos tenido una pelea con la pareja, tenemos que dejar de fumar, etc.

No conformarnos con la vida que nos ha tocado vivir es la clave, nunca bajar los estándares conduce a lo extraordinario.

Mantener nuestros objetivos claros, aprender de las caídas, coraje, voluntad y compromiso son la clave:

Pregúntate:

¿Qué decisiones tomas a diario?

¿Siempre te fijas lo que está mal?

¿Qué hay de bueno en tu vida?

¿De que te sientes orgulloso y por qué?

Desde qué empezaste a buscar tu objetivo, ¿Cuánto has avanzado?

¿Vas a dejar perder lo que has conseguido solo para empezar de nuevo?

En ocasiones los grupos en las redes sociales nos hacen sentir el espejismo de que todos a nuestro alrededor avanzan más rápido y con mejores resultados,  de haber conseguido el éxito, creo firmemente que esto es una ilusión colectiva.

Desde luego siempre hay un grupo de personas que curiosamente suelen ser los que no se conforman y siguen luchando, aquellos que están consiguiendo resultados y algunos muy buenos resultados. Disfruto conversando con ellos y en cada oportunidad que tengo les pregunto:

 

 

¿Cómo llegó hasta allí?

¿Qué marcó el principio de haberlo conseguido?

¿Qué precio ha pagado en tiempo, dedicación, constancia?

¿Cuánto le ha costado a su entorno más cercano?

 

 

Hasta ahora todas las historias confirman en título del artículo: “Lleva muchos años tener éxito en un día”

¡Haz algo todos los días para crear la calidad de vida que deseas y mereces!

 

Comparte en :

Escrito por